Ser influencer requiere formación. Comunicar no es cuestión de suerte, son necesarios unos conocimientos y una dedicación para conseguirlo.

Ser influencer requiere formación

Como cualquier proyecto, requiere de una buena gestión emocional y empresarial, para que todo se mantenga en pie y se consigan objetivos.

Objetivo vs. Consecuencia de un trabajo

Hay un largo camino hasta que una marca te escribe y te dice "oye me interesa tu perfil". Todo ese camino previo es un camino que forja una carrera. Una combinación de dedicación y talento. No se consigue nada sin un esfuerzo por mejorar asimilando nuevos conceptos y formación.

¿Se te da bien?

Eso va a hacer que la profesionalización llegue de una forma orgánica (que no mágica) mientras te diviertes con tu pasión por comunicar. Empezar a monetizar tu esfuerzo es sencillo si sabes como hacerlo, y solo es el principio de otro camino, en el cual vas a poder reinvertir en formación y publicidad para seguir creciendo.

En redes sociales no existe la magia ni las fórmulas secretas, existe el conocimiento de ciertas técnicas y funcionamientos que te van a ayudar a llegar a tus objetivos antes y mejor.

Es muy importante diferenciar lo que es un hobby de lo que empieza a despuntar como un negocio. Es esencial contar con formación y asesoramiento de profesionales.

La importancia de los influencers

La importancia actual de los influencers no ha sido un fenómeno súbito. Su figura es fruto de una evolución que les ha llevado a ser lo que son hoy en día. En un principio los influencers eran personas que subían contenido de menor calidad a las redes, opinando de una forma desinteresada sobre productos, modas, tendencias o eventos. El cambio sucedió con el aumento de seguidores.

Y es que este nuevo contenido (más fresco, más inmediato más conectado a los nuevos tiempos) triunfó entre una nueva generación que necesitaba tener su propio contenido, no esperar a que antiguos mecanismos audiovisuales estudien propuestas y acierten con un producto para ellos, tarde y mal. Los nuevos consumidores quieren el aquí y ahora.

En el momento en que los influencers se convierten en un foco tan llamativo, las marcas empiezan a apostar por ellos para empezar una rentable vía de negocio que llega a mover miles y miles de euros.

El fenómeno real es que no son simples personas que venden cosas o anunciantes. Para muchos jóvenes son referentes para su vida privada. Creándose así un engagement mucho más estrecho que el simple persona-producto y llevándolo a un nuevo engagement: persona-persona.

Esto nos lleva a un nuevo escenario ilimitado, el escenario digital. Y a una nueva profesión, la del comunicador digital. Las cifras hablan por si solas y no cabe duda es que las marcas y empresas apuestan por ellos para futuros proyectos.

Artículo basado en la opinión de la influencer Ainhoa Rosado, leer mas en El Pais

¡Comparte esto!

¡Comparte esto!

HOT NEWS

HOT NEWS

LEER MÁS
LEER MÁS